Biografía

1927

El pintor y muralista Francisco Pedraja Muñoz nace en Madrid el 6 de diciembre, donde reside hasta 1941. Hijo único de Francisco Pedraja Alcoba, natural de Algeciras (Cádiz) y de Teresa Muñoz Rosas, de Don Benito (Badajoz). Dos tíos abuelos, José y Enrique Alcoba, fueron respectivamente, pintor y catedrático de dibujo del Instituto de Badajoz, y primer viola de la Orquesta Sinfónica y del Teatro Real de Madrid. Su abuelo, gerente de la editorial La Novela Corta, influyó en la afición por la lectura.

1936

Estudia en el colegio de La Paloma, en la Dehesa de la Villa de Madrid. Al iniciarse la Guerra Civil, deja de asistir a clase días antes de la partida de los niños del colegio a Rusia, para protegerlos de las penurias de la guerra.

1939

Tras la Guerra Civil, que sufre en la capital de España, el padre queda cesante como jefe de contabilidad de la Unión Española de Explosivos y marcha a trabajar a la Delegación de Hacienda de Badajoz, donde ya había trabajado a principios de los años veinte. Recibió sus primeras clases de pintura en Madrid, de la mano de Faustino Álvarez del Manzano, pintor de la Real Fábrica de Tapices. Hace el examen de ingreso en Bachillerato en el instituto San Isidro.

1941

La familia se instala definitivamente en Badajoz. José Alcoba le guía en el camino de la pintura y pone a su disposición una importante biblioteca de arte. Estudia el Bachillerato en el instituto de la ciudad. Realiza numerosos óleos, dibujos y acuarelas originales y copias de autores clásicos como Tintoretto, Fragonard, Poussin y Goya.

1944

Ingresa en el Conservatorio de Música de Badajoz.

1947

Marcha a Madrid a estudiar arquitectura. Asiste al taller de la Academia López Izquierdo, en el edificio del Palacio de la Prensa, donde recibe clases de dibujo de estatua y lavado. Compañero de promoción de otros relevantes artistas arquitectos: San José, Ramiro Tapia, Paredes Jardiel y Vidaurre.

1948

Realiza los primeros diseños arquitectónicos, entre ellos Vivienda ecológica.

1949

Abandona los estudios de arquitectura para dedicarse a la pintura, vocación que tiene que compartir, ante la presión familiar, con los estudios de derecho. Vive largas temporadas en Madrid a la vez que instala su estudio de pintor en la calle Felipe Checa n° 40 de Badajoz, donde estuvo el de su tío José Alcoba.

1951

Primer premio (Artistas Nuevos) en la Primera Exposición Regional Extremeña; jurado presidido por Rafael Sánchez Mazas, presidente del Patronato del Museo del Prado, actuando de secretario el de la Bienal Hispanoamericana de Madrid, el poeta Leopoldo Panero. Seleccionado para la Primera Bienal Hispanoamericana de Arte Contemporáneo de Madrid por su cuadro Molinos, inaugurada en octubre, en el Palacio de Cristal del Retiro. Su pintura es vista por Adelardo Covarsí como “producto de la locura” y el crítico de arte Cienfuegos la califica despectivamente de “expresivista”.


Apuntes a lápiz plomo sobre Madrid, recordando la casa del pintor y el barrio durante los años treinta

Vivienda ecológica 1948. Acuarela (realizada durante los años de arquitectura en Madrid)
cuadro
Catálogo de la I Bienal Extremeña, 1951
cuadro
Primera Bienal Hipanoamericana. Madrid, 1951.